Seleccionar página

En una charla que tuvo EquipoALasChapas con el motorista Lucas Alonso del campeón 2019 del Turismo Carretera, Agustín Canapino, hizo varios comentarios con respecto a lo que fue este año atípico tanto en el equipo con la vida personal.

“La verdad que fue un año oscuro, si de mi partiera diría que fue un año negativo para el equipo de Agustín debido a los abandonos que sufrimos durante todo este medio año en las vueltas a las carreras cuando volvimos en septiembre” comenzó hablando Lucas.

“Fue el año en el que más abandonos tuvimos”, hizo hincapié en esta frase el motorista que ve con buenos ojos el comienzo del año que viene, sin olvidar que queda una fecha por delante en Villicum. “Si bien ya estamos afuera por la pelea en la Copa de Oro, vamos a dejar todo para que Agustín logre cerrar este 2020 con una victoria”.

“El próximo año vamos a estar con Agustín nuevamente en el TC y ahora con Matías en el TC Pista, ya que logró el ascenso a la categoría. Así que va a ser un año cargado de trabajo y eso me pone muy contento de estar acompañando al gran equipo” indicó Alonso.

Para cerrar la charla, habló de cómo se vivió la cuarentena en su familia, “Fue difícil por la parte del trabajo y todo lo demás, pero la parte buena es que algunos que estamos mucho tiempo fuera de casa, esta vez, pudimos disfrutar de la familia más que nunca”.

Compartir esta nota: