Seleccionar página

El sanantoniense habló de su presente en el Turismo Nacional e hizo referencia a como se desarrolló su auto en la fecha pasada. Además dejó abierta la incógnita de su próxima presencia en la categoría respecto al nivel que viene mostrando en base a los otros autos.

Declaraciones:

“Lo que digo se puede ver en el caso de mi auto y también en el de Carlos Okulovich, al que pasaban como si nada por derecho ayer en la final. En todos los frenajes llegas lejísimo del auto de adelante y eso te obliga a desgastar mucho más el auto en las curvas para mantener un ritmo rápido. Si ponés la cámara en mi auto, ves como doblo siempre más rápido que todos los autos que están cerca mío y al momento de salir a la recta y acelerar, me hacen mucha diferencia. No podemos hacer mucho más porque esto es lo máximo que tenemos»

«Estamos en un nivel en el que comparado con el resto de la categoría, doblo muy bien. Pero es imposible competir con autos que van muchísimo más rápido. Está mi cámara a disposición para quien quiera sacarse las dudas y vea en el cuenta vueltas la cantidad de RPM que tiro para que vean que no estoy escondiendo nada». 

“El automovilismo es el deporte menos puro, porque manejamos una máquina, pero en este caso, que se nivele el reglamento técnico por cómo funciona cada equipo, no está bien. En toda disciplina tiene que ganar el que mejor hace las cosas. Defino dos campeonatos en los próximos días; en el Turismo Carretera vengo de ganar y tengo grandes expectativas. Hay que trabajar porque no estamos contundentes como Werner. Y acá nada… la verdad que tengo ganas de no venir.

Pese a las declaraciones, Urcera es el único corredor con posibilidades tanto en el Turismo Nacional como en el Turismo Carretera y que además en esta última es uno de los referentes en la marca Chevrolet para pelearle el campeonato a Werner con su Ford.

Compartir esta nota: